ARAÑA AMARILLA EN VID

La araña amarilla (Tetranychus Urticae Koch) es un ácaro polífago de la familia de los tetraníquidos. Está presente en la mayoría de las comarcas vitícolas españolas, aunque en la mitad meridional es donde produce los daños mayores.

Descripción

La hembra tiene forma ovalada y presenta dos estados: activa e invernante.

La activa mide en torno a 0.5 mm y es de color amarillo verdoso, con dos manchas laterales más oscuras. La invernante es algo más pequeña, de color anaranjado y no tienen las dos manchas oscuras.

El macho es más pequeño y tiene el abdomen más puntiagudo.

El huevo es esférico y mide menos de 0.1 mm, recién puesto es translúcido tornándose opaco y de color amarillo pasado un tiempo.

Ciclo biológico. Factores climáticos.

Las temperaturas altas acortan su ciclo biológico, lo que aumenta su velocidad de multiplicación.

Su óptimo desarrollo se produce a 30-32º de temperatura y el máximo sobre los 40º. En cuanto a la humedad, resulta más favorable cuando es baja, siendo óptima entre 30-50% de humedad relativa.

Síntomas.

Los síntomas iniciales se observan en las hojas, sobre las que aparecen zonas verdes/amarillentas con manchas necróticas. Cuando mayor es el ataque más rápido se produce el envejecimiento y caída, así como el comienzo del ataque al resto de órganos verdes.

En el fruto los síntomas se pueden confundir con los de Oidio (formación de una capa blanquecina que cubre parte o la totalidad de su superficie), diferenciándose por la presencia de las mudas blanquecinas de los ácaros.

Medidas preventivas

Observar la presencia de larvas y adultos en hojas en el periodo de Mayo a Julio y tratar de forma localizada al observar los primeros focos.

Eliminación total de las malas hierbas y en especial aquellas más próximas a los troncos.

Si necesitas más información sobre esta plaga, no dudes en consultar a nuestros técnicos.

En nuestro canal de Youtube podéis encontrar un vídeo detallado del adulto de araña amarilla al microscopio.

Puede que también te interese:

El mal seco de los cítricos llega a Murcia

La enfermedad del mal seco producida por el hongo Plenodomus Tracheiphilus es una de las plagas más preocupantes que afecta principalmente al limonero, pudiendo llegar a producir incluso la muerte del árbol. Dicha plaga que ha causado grandes pérdidas en las plantaciones de los países de la cuenca mediterránea y el área del Mar negro, fue detectada el pasado mes de junio en una plantación del paraje de Mafraque (Murcia) y tras realizar los análisis oportunos se confirmó su identidad.

Síntomas y daños del mal seco

La penetración del hongo se produce exclusivamente a través de las heridas, ya sean debidas a operaciones de cultivo (poda, injerto…), condiciones ambientales (viento, heladas…) o producidas por insectos o aves, dando lugar a los siguientes daños:

  • Clorosis en los nervios de las hojas de los brotes jóvenes, seguido de marchitamiento y caída de hojas y ramas.
  • La marchitez se produce rápidamente, comenzando por ramas individuales y avanzando por sectores en sentido descendente.
  • Al realizar un corte de una rama afectada, en el centro se observan unos anillos oscuros y alrededor una coloración rojiza o anaranjada, consecuencia de la goma producida por el xilema.
  • Los frutos afectados pueden mantenerse en el árbol mostrando signos de necrosis alrededor de cáliz, o marchitarse y caer al suelo de forma temprana.
  • Finalmente, si acaba infectando todo el árbol, puede ocasionarle la muerte a los 2-3 años.


Imágenes del Servicio de Sanidad Vegetal de la Región de Murcia.

Recomendaciones

En caso de detectar síntomas similares a los descritos debe comunicarse al Servicio de Sanidad Vegetal para comprobar que efectivamente se trata de este patógeno. Desde este Servicio, se darán las indicaciones oportunas según sea el caso.

De forma general, una vez detectado un foco, la forma de proceder es la eliminación de los plantones o árboles afectado para detener el foco y evitar su expansión a otras zonas. En dicha zona no se deberá volver a plantar ninguna especia de cítricos durante al menos 2 años, por el riesgo de reinfección.

Como medidas preventivas podemos destacar:

  • Limpieza y desinfección frecuente de las herramientas de poda.
  • No trabajar en plantaciones libres de mal seco tras hacerlo en zonas afectadas.
  • No realizar trituración de restos de poda con o sin incorporación de suelo, ya que con esto podríamos ayudar a la dispersión del patógeno.

Para más información:

Plan de contingencia Plenodomus tracheiphilus (Petri). Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación.

-Servicio Sanidad Vegetal (Región de Murcia).

Plenodomus tracheiphilus (=Phoma tracheiphila) “Mal seco de los agrios”. Servicio de Sanidad Vegetal (Junta de Andalucía).