Elsinoë sp., hongo cuarentenario de los cítricos

Se trata de un género de hongos que afectan a cítricos, declarados como cuarentenarios por la Unión Europea, esto es, no están presentes en el territorio de la UE o, si lo están, solo localmente y bajo control oficial, sin embargo, deben tomarse medidas estrictas para evitar su entrada o su propagación en la UE, dado el aumento del riesgo que representan para la sanidad vegetal y erradicarse de inmediato.

Dentro del género Elsinoë existen dos especies:  Fawcettii que produce la sarna o roña de los cítricos y Australis que provoca la roña del naranjo dulce. Ambas producen un grave deterioro del aspecto de la fruta, reducen su epidermis y afectan al crecimiento, madurez, calidad comercial. También puede afectar a los tejidos de la planta, ramas, hojas y frutos en formación.

Síntomas y daños

De forma general las hojas se atrofian, deforman o arrugan pudiendo provocar incluso la defoliación del árbol en los casos más graves. También se producen lesiones con forma de verruga y erupciones de corcho en las extremidades de las ramas más jóvenes y brotes tiernos. Cuando se produce en hojas jóvenes las lesiones comienzan como pequeñas manchas empapadas de agua que evolucionan a pústulas de color amarillento, rosa o rojo y van creciendo.

En el caso de los frutos crecen deformes y pueden producirse caídas prematuras del árbol. En frutos ya desarrollados, la corteza presenta lesiones con diferentes formas, tamaños y colores.

Como elemento diferenciador entre ambas especies podemos decir que en E. australis las costras son más grandes, lisas y con forma circular que E. fawcettii.

Epidemiología

Se diseminan principalmente por la lluvia (o agua de riego), aunque los insectos y las gotas de agua transportadas por el viento que contienen esporas, también pueden contribuir a su propagación.

Se suele propagar en periodos húmedos y cálidos, con temperaturas entre 20 y 28ºC cuando hay presencia de fruto en el árbol.

Pueden sobrevivir en las pústulas de costra de la superficie de los frutos hasta la campaña siguiente.

Prevención y control

La propagación desde un vivero infestado es el medio principal por el que Elsinoë se introduce en nuevas plantaciones. Es importante que todo el sector esté concienciado con el grave peligro que puede suponer la introducción de material vegetal ilegal, por ello, debemos insistir en que los plantones procedan de viveros registrados y que la planta esté certificada.

En zonas ya afectadas una medida para reducir su expansión puede ser la utilización de variedades resistentes.

En cuanto al manejo del cultivo, se deben recolectar todos los frutos afectados en el momento de la cosecha, con el fin de reducir la fuente principal de inóculo para el año siguiente; mantener los árboles bien podados, no excederse en la fertilización y no excederse en el riego.

Para más información puedes consultar las siguientes páginas:

CABI, 2020. Invasive Species Compendium.

Balaji Aglave, 2018. Handbook of plant disease identification and management

USDA-University of Florida, 2013. Citrus diseases. Idtools.

Prevención de Pulvinaria Polygonata y Cotonet de Sudáfrica

Ante la creciente incidencia de las nuevas especies que amenazan nuestros cultivos, como es el caso de Pulvinaria Polygonata y Cotonet de les Valls (Deltococcus aberiae), renombrado recientemente como cotonet de Sudáfrica, es necesario seguir una serie de pautas para su prevención, vigilancia y control.

La prevención y vigilancia de estas dos nuevas especies de cochinilla es vital para control los focos existentes y evitar su diseminación a otras zonas. Para ello debemos llevar a cabo las siguientes medidas:

  • Las cajas utilizadas para la distribución de frutos o material vegetal deben ser de un solo uso o desinfectadas adecuadamente con agua, jabón y lejía siempre tras su uso, ya que pueden ser causantes de la dispersión a nuevas zonas.
  • Toda la maquinaria de uso agrícola debe ser desinfectada tras cada uso.
  • En caso de presencia de plaga en alguna parcela, se deben organizar las labores de cultivo de manera que se entre primero en la parcela sin presencia de plaga y en último lugar en aquella que se encuentre presente.
  • En zonas afectadas se deben extremar las medidas de higiene de los trabajadores ya que la ropa puede quedar impregnada con restos de ovisacos que contienen las larvas.
  • A la hora de crear nuevas plantaciones se recomienda realizar marcos de plantación no demasiado densos, ya que a mayor densidad, se pueden producir mayores problemas de estas y otras especies.
  • Deben realizarse podas que equilibren adecuadamente el árbol y faciliten la aireación de la parte aérea. La mayor presencia de focos se sitúa en las faldas de los árboles.
  • Las cochinillas se suelen esconder en lugares de difícil acceso (envés de las hojas, ramas, zonas de unión entre frutos…), por ello, a la hora de aplicar los tratamientos los equipos deben tener las boquillas y presión adecuada, mantenerse en buen estado y ser calibrados y verificados regularmente.
  • Ambas cochinillas generan gran cantidad de melazas que además de ensuciar la planta pueden provocar la aparición de negrilla o fumagina, un hongo que produce manchas dispersas y difuminadas de color negruzco muy difícil de eliminar en frutos. Por este motivo antes de aplicar tratamientos se debe lavar bien la planta.
  • En el caso del cotonet, existe una relación muy estrecha con algunas especies de hormigas, de forma que estas aprovechan las melazas para su alimentación y a cambio, ofrecen al cotonet protección y ayuda a su diseminación por el árbol. Por este motivo, es importante también controlar estos insectos.

La inspección visual y muestreo de fruta y otras partes del árbol por parte de los productores y técnicos es muy importante para la rápida detección y erradicación de estas especies en caso de necesidad. Según las especies, el método de inspección y muestreo puede variar bastante. En el caso de cotonet, se suele tomar como muestra unos 2-3 frutos por árbol de unos 50 a 100 árboles, según la guía para el manejo integrado de plagas del IVIA.

Si quieres conocer otras estrategias de control alternativo contacta con nuestro departamento técnico.