Elsinoë sp., hongo cuarentenario de los cítricos

Se trata de un género de hongos que afectan a cítricos, declarados como cuarentenarios por la Unión Europea, esto es, no están presentes en el territorio de la UE o, si lo están, solo localmente y bajo control oficial, sin embargo, deben tomarse medidas estrictas para evitar su entrada o su propagación en la UE, dado el aumento del riesgo que representan para la sanidad vegetal y erradicarse de inmediato.

Dentro del género Elsinoë existen dos especies:  Fawcettii que produce la sarna o roña de los cítricos y Australis que provoca la roña del naranjo dulce. Ambas producen un grave deterioro del aspecto de la fruta, reducen su epidermis y afectan al crecimiento, madurez, calidad comercial. También puede afectar a los tejidos de la planta, ramas, hojas y frutos en formación.

Síntomas y daños

De forma general las hojas se atrofian, deforman o arrugan pudiendo provocar incluso la defoliación del árbol en los casos más graves. También se producen lesiones con forma de verruga y erupciones de corcho en las extremidades de las ramas más jóvenes y brotes tiernos. Cuando se produce en hojas jóvenes las lesiones comienzan como pequeñas manchas empapadas de agua que evolucionan a pústulas de color amarillento, rosa o rojo y van creciendo.

En el caso de los frutos crecen deformes y pueden producirse caídas prematuras del árbol. En frutos ya desarrollados, la corteza presenta lesiones con diferentes formas, tamaños y colores.

Como elemento diferenciador entre ambas especies podemos decir que en E. australis las costras son más grandes, lisas y con forma circular que E. fawcettii.

Epidemiología

Se diseminan principalmente por la lluvia (o agua de riego), aunque los insectos y las gotas de agua transportadas por el viento que contienen esporas, también pueden contribuir a su propagación.

Se suele propagar en periodos húmedos y cálidos, con temperaturas entre 20 y 28ºC cuando hay presencia de fruto en el árbol.

Pueden sobrevivir en las pústulas de costra de la superficie de los frutos hasta la campaña siguiente.

Prevención y control

La propagación desde un vivero infestado es el medio principal por el que Elsinoë se introduce en nuevas plantaciones. Es importante que todo el sector esté concienciado con el grave peligro que puede suponer la introducción de material vegetal ilegal, por ello, debemos insistir en que los plantones procedan de viveros registrados y que la planta esté certificada.

En zonas ya afectadas una medida para reducir su expansión puede ser la utilización de variedades resistentes.

En cuanto al manejo del cultivo, se deben recolectar todos los frutos afectados en el momento de la cosecha, con el fin de reducir la fuente principal de inóculo para el año siguiente; mantener los árboles bien podados, no excederse en la fertilización y no excederse en el riego.

Para más información puedes consultar las siguientes páginas:

CABI, 2020. Invasive Species Compendium.

Balaji Aglave, 2018. Handbook of plant disease identification and management

USDA-University of Florida, 2013. Citrus diseases. Idtools.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *