HERRAMIENTAS PARA EL CONTROL ALTERNATIVO DE LOS CULTIVOS

El uso de compuestos químicos para el tratamiento contra plagas ha disminuido en los últimos años debido a las prohibiciones cada vez mayores para su uso, por los peligrosos efectos de estos productos o sus productos de degradación sobre el medio ambiente, la fauna auxiliar y la salud humana, así como el aumento de la resistencia de las plagas a dichos productos.

Este hecho ha provocado la aparición de diferentes tipos de tratamientos alternativos para luchar contra las plagas que afectan a los cultivos. Entre ellos podemos encontrar:

1.Correcto cuidado del suelo

Un suelo estructurado mediante la materia orgánica y la acción de los microorganismos, es un suelo que recupera su actividad y funcionalidad biológica, ya que permitirá que circule en él, tanto el aire como el agua y en torno a estos dos componentes “surgirá la vida”.

En ellos se localizan:

  • Insectos: depredadores de pupas o huevos de algunas plagas, por lo que pueden controlar la población.
  • Hongos: la presencia de los hongos formadores de micorrizas arbusculares puede contribuir a aliviar los daños producidos por hongos patógenos o por nemátodos.
  • Bacterias: algunos estudios relacionan la reducción de bacterias tras la utilización de estiércoles de vaca y algunos compost.

2. Genética. Variedades resistentes.

  • Modificación genética: encaminada a obtener cultivos de una amplia adaptación y genética uniformes.
  • Selección varietal: seleccionando las plantas más fuertes frente a plagas y enfermedades, se pueden desarrollar variedades con las características deseadas tras el cruce de estas variedades durante muchas generaciones.

3. Umbrales de tratamiento

  • Reservorio de enemigos naturales: la permisión de la permanencia de ciertos individuos de plaga, favorece la presencia de sus depredadores.
  • Reservorio de plaga: consiste en la aplicación del tratamiento en una parcela, reservando sin tratar una pequeña parte de ésta. De este modo, la plaga se instala en su mayoría en esta zona, dejando casi libre de plaga el resto.

4. Control biológico

Se pueden distinguir tres formas de uso de insectos para el control biológico:Por introducción de enemigos naturales: se utiliza cuando un insecto que ataca cultivos se introduce de una región a otra o de un país a otro.

  • Por introducción de enemigos naturales: se utiliza cuando un insecto que ataca cultivos se introduce de una región a otra o de un país a otro.
  • Por aumento: consiste en la cría masiva y la liberación periódica en el campo de parasitoides, estos insectos desaparecerán con el cultivo, de modo que es necesario reintroducirlos cada ciclo de cultivo.
  • Por conservación: esta técnica consiste en aprovechar la capacidad que tiene un agrosistema para favorecer la permanencia de los enemigos naturales y regular así las poblaciones de plagas y mantenerlas a niveles bajos

5. Biopreparados con acción insecticida

Son productos elaborados a partir de restos de origen vegetal, animal o sustancias de origen mineral que ayudan a disminuir los problemas de plagas y enfermedades o mejorar el desarrollo de los cultivos. Algunos ejemplos serían: Bacillus, Verticillum,  Thrichoderma, spinosad…

6. Tratamiento con productos vegetales

El empleo de productos a base de extractos vegetales puede:

  • Tener una acción tóxica para el patógeno o insecto que queremos controlar.
  • Tener capacidad de repelencia frente a estos insectos.
  • Reforzar la cutícula de las hojas, frenando la entrada de enfermedades.
  • Estimular los mecanismos naturales de defensa de las plantas.

Entre estos productos vegetales podemos destacar: Equisetum arvense, piretrinas naturales, Quassia Amara…

7. Tratamiento con productos minerales

Algunos de los productos minerales más empleados en el control de plagas y enfermedades son:

  • Azufre: fungicida.
  • Cobre: contra hongos y bacterias.
  • Caolín: protección contra insectos, golpes de calor y bacterias.
  • Jabón potásico: insecticida frente a pulgón y mosca blanca.

Estos tratamientos con productos minerales suponen una buena opción para sustituir o combinar con otros tratamientos, fitosanitarios o con productos vegetales

8. Otros métodos

  • Solarización: consiste en aumentar la temperatura del suelo utilizando la energía solar mediante cubierta plástica transparente, durante la época del año de mayor radiación solar. Este aumento de temperatura tiene efectos letales sobre los microorganismos termófilos presentes en el suelo.
  • Biodesinfección: proceso mediante el cual las sustancias tóxicas volátiles liberadas durante la descomposición de la materia orgánica enterrada superficialmente en el suelo, ejerce un efecto de control de un buen número de patógenos, nemátodos, artrópodos y plantas adventicias.
  • Vinazas: son un residuo obtenido de la producción y destilación del vino u otras bebidas alcohólicas. Se ha observado que sobre ciertos cultivos hortícolas, el empleo de vinazas hace que se reduzca la aparición de hongos y nemátodos en el suelo.
  • Mojantes: proporcionan una mayor persistencia de los productos aplicados, una mayor adherencia y en algunos casos nos permite rebajar las dosis manteniendo la misma eficacia.

Puede que también te interese:

Tratamientos Preventivos, la mejor defensa contra plagas

Importancia de la conservación del suelo

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *